Eidosela

La bodega nace como el sueño común entre un grupo de amigos. Un sueño que comparte la ilusión de una zona, Condado do Tea, que se extiende por el margen derecho del río Miño. Su ilusión se ha transformado en dos marcas de vino, Eidosela y Arbastrum, reflejo de la pasión de sus creadores por el vino y el arte. Cuenta con unas amplias instalaciones dotadas de la más moderna tecnología para aunar innovación y tradición. Dispone de capacidad para elaborar 600.000 litros en 45 hectáreas de viñedo propio; lo que permite controlar el proceso completo de elaboración.
BODEGAS