Pagos de Aráiz

Los vinos de Pagos de Aráiz destilan libertad, el atrevimiento y la calidad que caracterizan la fuerte personalidad de la marca. Se definen como vinos sin complejos aunque llenos de matices, que hablan al consumidor en un lenguaje cercano y contemporáneo. En torno a la bodega se dibuja con líneas verdes de capas de Temparnillo, Merlot y Cabernet las 260 de las 400 hectáreas de la propiedad que anteriormente ya contaba con algunas cepas emblemáticas de Tempranillo y Garnacha de reconocido prestigio. Viñedo, raíz y origen de sus vinos
BODEGAS